5

La India recobra el aliento

NUEVA DELHI – Vuelve la economía india. Tras varios años de decepcionante desempeño, sus autoridades están adoptando políticas dirigidas a aumentar la tasa de interés para recuperar el nivel cercano al 9 % que la India alcanzó entre 2004 y 2008.

No será fácil. La India tiene muchas desventajas y carece de gran cantidad de las cosas necesarias para mantener un crecimiento rápido.

Si bien India cuenta con universidades e institutos tecnológicos excelentes, su sistema de educación primaria es desastrosamente pobre. El sistema de castas y las leyes laborales impiden que el mercado de trabajo funcione de manera eficiente. La política de cuotas para las castas inferiores y los miembros de ciertas tribus «programadas» afectan a las instituciones educativas, el empleo gubernamental e incluso a las empresas privadas. Las políticas populistas que transfieren fondos presupuestarios escasos a cientos de millones de personas en zonas rurales terminan fomentando su retiro de su fuerza de trabajo y el alza de los salarios, y socavando su competitividad internacional.

Es cierto, las normas burocráticas no son en absoluto tan restrictivas como antes de 1991, cuando funcionaba el «Raj de licencias» (una indescifrable estructura burocrática). Pero la actividad de negocios continúa aplastada por una miríada de restricciones y un sistema judicial de lentitud frustrante que, junto al complejo sistema de subsidios a los precios, fomentan la corrupción generalizada en todos los niveles de gobierno.