El nuevo camino de India hacia la grandeza

SINGAPUR- Sería imprudente subestimar el significado casi metafísico de las recientes elecciones en India. Decisivamente, el electorado indio cambió el curso de la historia mundial hacia la dirección correcta al reelegir a la coalición Manmohan Singh-Sonia Gandhi, quienes ahora cuentan con el mandato y poder para presionar por más reformas económicas y una mayor liberalización. El tigrillo indio será liberado. El ascenso simultáneo de China e India vigorizará las fuerzas de la modernización y moderación en todo el mundo. En estos tiempos de crisis global, el mundo debería celebrar esta nueva explosión de energía.

Prácticamente nadie predijo este resultado espectacular. Muchos analistas subestimaron al electorado indio quien comprendió las muchas ventajas de la coalición Singh-Gandhi. Primero, el gobierno encabezado por el Partido del Congreso revivió las tradiciones seculares moderadas de Jawaharlal Nehru y reubicó firmemente a India en el centro político arrebatando el control a los extremistas ideológicos de las comunidades.  

Segundo, el electorado comprendió la importancia de reelegir a un líder modesto, pero sabio y determinado y que entendía la dirección que India debía seguir. Singh abrirá todavía más la economía india de lo que lo ha hecho hasta ahora. Como él dijo alguna vez, “aunque India tiene un amplio mercado interno, nuestra experiencia con las anteriores políticas relativamente insulares, y también la experiencia global a este respecto, fue lo que reveló claramente el potencial del comercio y la cooperación económica con el mundo."

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/sjouMdG/es;