1

Cómo cerrar la brecha tecnológica de la India

BOMBAY – Es una notable ironía que la India, país que produce soluciones para muchos de los más enredados problemas de tecnología de la información que enfrentan las empresas más grandes del mundo, se haya beneficiado poco del progreso tecnológico. Afortunadamente para los ciudadanos de la India, el primer ministro Narendra Modi tiene la intención de que eso cambie.

La brecha entre la India y su contraparte asiática emergente China es significativa. Mientras que China ha creado el mayor bazar en línea del mundo y se  ha convertido en líder mundial en energías renovables, la India apenas acaba de empezar a explorar el potencial del comercio electrónico; las tecnologías de la información continúan estando fuera del alcance de millones de pequeñas y medianas empresas; y la mayoría de los ciudadanos permanecen aislados de la economía digital.

 1972 Hoover Dam

Trump and the End of the West?

As the US president-elect fills his administration, the direction of American policy is coming into focus. Project Syndicate contributors interpret what’s on the horizon.

Para poner al día a la India, el gobierno de Modi anunció en agosto una iniciativa digital nacional: 1,13 millón de millones de rupias ($19 mil millones de dólares) en inversiones para llevar comunicación de banda ancha a 250.000 aldeas, proporcionar acceso universal a telefonía móvil, ampliar los servicios públicos en línea, y permitir que se presten en línea todo tipo de servicios básicos. No hace falta decir que esto beneficiará de gran manera al progreso de las ambiciones que tiene la India en cuanto a su gobierno electrónico.

Las tendencias de la tecnología están ayudando a la causa impulsada por Modi. La rápida disminución de costos y el aumento de la capacidad de rendimiento de una serie de tecnologías digitales – incluyendo internet móvil, computación en la nube, y sistemas expertos – hacen que la adopción a gran escala, en el transcurso de la próxima década, se torne en una verdadera posibilidad, incluso en la India, un país relativamente pobre.

Estas tecnologías digitales – junto con los avances en la genómica (apoyo a la innovación agrícola y médica) y la energía no convencional (eólica, solar, y petróleo de esquisto y gas) – permitirán la inclusión financiera de cientos de millones de ciudadanos de la India, y potencialmente también permitirán redefinir la forma cómo se prestan servicios; por ejemplo, los servicios de educación, asignación de alimentos y atención de salud. La investigación realizada por el McKinsey Global Institute indica que, hasta el año 2025, estos factores pueden contribuir al menos 550 mil millones de dólares – y hasta 1 millón de millones de dólares – a los ingresos anuales de la India.

Las ganancias se distribuyen entre una variedad de sectores, incluso algunos que actualmente tienen bajos niveles de adopción de tecnología. Las aplicaciones existentes en los ámbitos de agricultura, salud, educación e infraestructura pueden contribuir colectivamente entre $160 a $280 mil millones al PIB anual – y, lo más importante, pueden empoderar a los ciudadanos de la India comunes y corrientes.

De hecho, las innovaciones educativas – como el aprendizaje adaptativo y la enseñanza a distancia –  podrían permitir que unos 24 millones de trabajadores reciban más años de educación y encuentren empleos mejor remunerados. Los servicios financieros móviles darán a 300 millones de indios acceso al sistema financiero, lo que les permite construir un historial crediticio. Y la agricultura de precisión – es decir, por ejemplo el uso de sistemas de información geográfica y datos para guiar la siembra, riego, y otras actividades – puede ayudar a que 90 millones de agricultores aumenten su producción y reduzcan las pérdidas posteriores a la cosecha, al tener acceso oportuno a datos del mercado, lo que reforzaría sus ingresos.

Por otra parte, unos 400 millones de indios en las zonas rurales pobres podrían tener acceso a una mejor atención de salud en las clínicas de campo, en las que trabajadores de la salud estarían en la capacidad de diagnosticar y tratar algunas dolencias que utilizan herramientas de diagnóstico de bajo costo, software especializado y enlaces en línea con médicos. Por último, mediante la digitalización de los servicios públicos, como por ejemplo los programas de distribución de alimentos para los pobres, la India podría eliminar la fuga que desvía los alimentos, causando, según nuestras estimaciones, que la mitad de dichos alimentos no llegue a sus destinatarios.

Para que la India derive todo el potencial de estas tecnologías, será necesario eliminar los obstáculos a la adopción. El Índice de barreras de Internet de McKinsey para 25 países clasifica a la India como parte de un clúster (junto con Egipto, Indonesia, Tailandia y Filipinas) que se caracteriza por barreras que van de medias a altas en cuatro áreas fundamentales: infraestructura, accesibilidad, incentivos y capacidad.

Incluso con precios bajos de dispositivos y planes de datos en comparación con el resto del mundo, el acceso a Internet en la India permanece fuera del alcance de cerca de mil millones de personas. Además, la cobertura de la red y la infraestructura adyacente continúan siendo insuficientes, sobre todo en las zonas rurales. Y, aunque el 48% de los indios urbanos tienen conocimientos informáticos, sólo el 14% de los indios rurales son capaces de utilizar una computadora de manera eficiente.

Los formuladores de políticas de la India deben trabajar con la industria tecnológica del país y con otros actores del sector privado para implementar medidas que permitan la adopción de tecnología. Éstas medidas incluyen aquellas que aseguren la inversión continua en las redes troncales de banda ancha, establezcan estándares de interoperabilidad, y creen un entorno propicio para dispositivos de bajo costo.

Con el fin de estimular el crecimiento en la prestación de servicios en línea, las autoridades también deben abordar retos más amplios con respecto a la iniciativa empresarial, como por ejemplo en lo que se refiere a mejorar los procedimientos engorrosos de la India para la creación de nuevas empresas. Por otra parte, tal como la experiencia de sector de la telefonía móvil de la India demuestra claramente, la ampliación del impacto masivo requiere algo más que innovaciones en la puesta en marcha de empresas; también, se necesita un entorno regulatorio que se caracterice por un enfoque liberal de fijación de precios,  fabricación y distribución.

Mantener los beneficios de la adopción tecnológica y la innovación requerirá de una inversión continua y de un ajuste para compensar sus efectos perturbadores. Por ejemplo, la automatización del trabajo del conocimiento – mediante software y sistemas que son cada vez más capaces de realizar tareas humanas que requieren juicio – podría afectar a una cantidad de entre 19 a 29 millones de empleos hasta el año 2025. La tecnología puede ayudar a crear nuevos – tal vez mejores – empleos para sustituir los que se pierdan, pero sólo si los sistemas de educación y capacitación de la India preparan adecuadamente a los trabajadores.

Fake news or real views Learn More

Con una planificación cuidadosa, una colaboración productiva entre las instituciones públicas y privadas, y una implementación capaz, el gobierno de la India puede despejar el camino del progreso tecnológico. Los beneficios sociales y económicos de una estrategia exitosa son indiscutibles.

Traducido del inglés por Rocío L. Barrientos.