20

El gobierno Modi cumple un año

NUEVA DELHI – El gobierno del Partido Bharatiya Janata (PBJ) de la India, encabezado por el Primer Ministro Narendra Modi cumplirá su primer aniversario en el cargo este mes. Aunque es demasiado pronto para evaluar su desempeño general, hasta ahora la sensación abrumadora en toda la India es de decepción.

El PBJ llegó al poder subido a una ola de esperanzas después de un decenio en la oposición al gobierno de la Alianza Progresista Unida, encabezado por el Primer Ministro Manmohan Singh del Partido del Congreso. (Revelación personal: yo fui miembro de aquel gobierno.) El apoyo al PBJ era tal, que ese partido fue el primero en treinta años que obtuvo una mayoría en el Lok Sabha (la Cámara Baja del Parlamento de la India).

Al principio el entusiasmo por el gobierno del PBJ se basaba en el patente contraste con su predecesor. Ahí teníamos por fin un gobierno fuerte de un solo partido encabezado por un “hombre de acción” decidido, en lugar de una coalición díscola encabezada por un octogenario reservado, al que con frecuencia se criticaba injustamente por considerárselo inseguro y vacilante.

Modi fue ofrecido a los votantes mediante una campaña inteligente (y generosamente financiada) que lo presentaba como el dirigente entendido en materia de negocios que había transformado el Estado de Gujarat en un guía para el desarrollo y que haría lo mismo para todo el país. Al atraer a los jóvenes con la promesa de puestos de trabajo y a los mayores con una perspectiva de reformas y crecimiento, Modi obtuvo un mandato que asombró a los encuestadores del país. Entretanto, el Partido del Congreso obtuvo los peores resultados de toda su historia.