Employees mark their attendance through Aadhaar based System Vipin Kumar/Hindustan Times via Getty Images

La India, ¿paraíso de la desprotección de datos?

NUEVA DELHI – La India no tiene coltán ni tierras raras, su petróleo es poco y el agua no le alcanza. Lo que sí tiene es gente: 1300 millones de personas, y en alza. Eso la vuelve potencialmente muy rica en lo que algunos llaman el “nuevo petróleo”: los datos. Pero ¿quién aprovechará esa riqueza, y quiénes están expuestos a riesgos?

Es indudable que al primer ministro indio Narendra Modi le gusta recolectar datos. Desde su asunción al cargo en 2014, ha liderado una decidida campaña de ampliación de la gobernanza digital, cuya eficiencia y capacidad de transformar el país ensalza.

Han comenzado a usarse dispositivos biométricos para registrar la asistencia de estudiantes y profesores a las escuelas, y de empleados públicos al trabajo. Después de su desastroso proyecto de desmonetización de 2016, Modi todavía exhortó a los indios a pagar con medios digitales, en vez de efectivo, hasta las transacciones pequeñas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hQByew5/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.