Verdades inconvenientes para Al Gore

Pronto los cines de todo el mundo pasarán la película del ex vicepresidente de EE.UU., Al Gore, sobre el calentamiento global. "Una verdad inconveniente" ha recibido entusiastas reseñas en América y Europa, y lo más probable es que una gran cantidad de personas vaya a verla. Sin embargo, si bien está llena de emociones e imágenes provocadoras, escasean en ella los argumentos racionales.

Plantea tres ideas básicas: el calentamiento global es real, será catastrófico y enfrentarlo debería ser nuestra gran prioridad. Sin embargo, y aunque sea poco conveniente para sus productores, sólo la primera afirmación es verdadera.

Si bien es bueno ver a Gore llamando la atención sobre un tema cuya existencia niega mucha gente influyente de su país, varios de sus planteamientos apocalípticos pueden prestarse a confusión. Pero su mayor error radica en sugerir que la humanidad tiene el imperativo moral de tomar medidas contra el cambio climático porque nos damos cuenta de que es un problema, lo cual parece ingenuo y hasta poco sincero.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/wve1kuk/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.