En defensa de la Sharia

Esta semana, un tribunal islámico en Funtua, en el estado de Katsina, en el norte de Nigeria, rechazó el recurso de apelación de una mujer condenada por sostener relaciones sexuales extramaritales. Sus abogados con seguridad presentarán otro recurso de apelación ante un tribunal superior de la Sharia y, de ser necesario, ante la Suprema Corte de Nigeria, pero si la decisión del tribunal de Funtua se sostiene, Amin Lawal morirá por lapidación en el momento en que destete a su hija.

Las relaciones entre musulmanes y cristianos están tensas en todo el mundo, pero en ningún lugar están tan deterioradas como en Nigeria, el país con mayor población donde existe aproximadamente el mismo número de cristianos y musulmanes. El punto de inflamación de las tensiones es la Sharia, o ley religiosa islámica.

La propagación de la ley islámica en Nigeria (desde finales de 1999, 10 de los 36 estados del país han adoptado a la Sharia como su derecho público) ha provocado fuertes protestas en contra de la severidad de los castigos que contempla, incluyendo la amputación para los ladrones y la lapidación de las mujeres condenadas por adulterio.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/fy6hZFt/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.