Elogio cauteloso hacia América Latina

BUENOS AIRES/WASHINGTON, DC – El viaje del Presidente Barack Obama esta semana a Brasil, Chile, y El Salvador es una excelente oportunidad para evaluar el progreso reciente de las economías latinoamericanas, y para analizar las perspectivas y riesgos de aquí en adelante.

América Latina ha mostrado mucha fortaleza en afrontar la crisis financiera internacional. Aunque el producto agregado cayó en el 2009, este se recuperó rápidamente. Mientras la crisis azotaba, un sistema bancario más sólido y políticas macroeconómicas más efectivas – incluyendo responsabilidad fiscal y bajos niveles de deuda pública, flexibilidad en los tipos de cambio, y una gran acumulación de reservas internacionales – les permitió a las economías latinoamericanas llevar a cabo políticas anticíclicas sin precedente en el pasado. Al mismo tiempo, se pudo preservar la paz política a través de políticas sociales que limitaron los conflictos organizados.

En resumen, mientras que las economías latinoamericanas se beneficiaron de forma importante debido a los altos precios de los productos primarios, es indiscutible que las reformas que la mayoría de los países llevaron a cabo en años anteriores les permitió transformar la crisis internacional en una “buena crisis.”

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/nFWLEzl/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.