1

América Latina: en busca de trabajadores mejor formados

CARACAS – Es innegable que en las últimas dos décadas América Latina logró avances asombrosos: la clase media creció a niveles históricos, la pobreza se redujo a casi la mitad, mejoró el acceso a educación y salud, se ampliaron los servicios sociales a sectores vulnerables y la mayoría de países latinoamericanos están hoy clasificados como de “renta media”.

Pero a pesar de estas buenas noticias, todavía quedan varias asignaturas pendientes que impiden embarcar a la región en una senda de crecimiento económico sostenido que beneficie a todos los ciudadanos.

Encabezando esta serie de falencias está, por su trascendencia en todos los sectores productivos, la creación de un capital humano de mayor calidad que logre que nuestras empresas sean más competitivas y se equiparen a sus pares en las regiones más avanzadas.  

En resumen, la situación actual es la siguiente: a pesar de que Latinoamérica es una región joven (el 67% de los latinoamericanos están en edad de trabajar) y abundante en empleos, muchos trabajadores no cuentan con las capacidades que reclama el mercado laboral, y eso limita el nacimiento y crecimiento de firmas productivas, que son las que generan los trabajos de mayor calidad. Esta situación se ve acentuada por los cada vez más apremiantes desafíos que impone la revolución tecnológica, cuyos cambios amenazan con ensanchar la brecha que existe entre habilidades disponibles y habilidades demandadas por el mercado laboral.