0

¿La impotencia de Estados Unidos?

JERUSALÉN – El 60° aniversario de Israel llegó y pasó, al igual que la última visita del Presidente George W. Bush al Medio Oriente. En medio de las celebraciones y los exámenes de conciencia, no se percibe un avance significativo en las estancadas negociaciones palestino-israelíes.

Hay motivos inmediatos para esto: el gobierno del Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, es débil e impopular, principalmente debido a la fallida guerra de 2006 contra Hezbollah en Líbano. La Autoridad Palestina bajo Mahmoud Abbas es aun más débil, al haber perdido el control de Gaza tras un violento putsch de Hamas el año pasado.

Del lado palestino, esto es parte de un fenómeno más profundo: la incapacidad desde hace mucho tiempo para crear las estructuras institucionales necesarias para crear un Estado. Por ejemplo, entre 1936 y 1939, un levantamiento palestino contra el dominio británico se deterioró hasta convertirse en una guerra civil, en la que murieron más palestinos a manos de sus hermanos que del ejército inglés o las fuerzas de autodefensa israelíes. Esto se está repitiendo ahora en Gaza.

Haciendo un repaso de los 60 años de participación estadounidense en la región, se pueden discernir dos escenarios en lo que Estados Unidos puede lograr un acuerdo entre los actores locales. En ausencia de estas condiciones, Estados Unidos es impotente a final de cuentas.