A man carries a dog with Spanish football shirt and glasses Brais G Rouco/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Amar a nuestros animales no es suficiente

PRINCETON – En Estados Unidos hay unos 184 millones de perros y gatos; dos tercios de los hogares estadounidenses incluyen algún animal, lo que popularmente se conoce como “mascotas”. Pero los defensores de los derechos de los animales consideran ese término degradante y prefieren sustituirlo con “animal de compañía”. De hecho, en muchas casas se considera a los perros o gatos miembros de la familia. Se les provee de todo lo que puedan necesitar o disfrutar, y todavía más; esto incluye costosas golosinas o vestimentas.

El gasto en animales de compañía, sólo en Estados Unidos, creció rápidamente en los últimos diez años, desde unos ya muy considerables 43 000 millones de dólares en 2008 a una cifra estimada de 72 000 millones de dólares este año. Y en todas partes se observan tendencias similares. En China, por ejemplo, se calcula que en 2015 había cien millones de perros y gatos domésticos, y en aumento.

Pero por muy grandes que estas cifras parezcan, son insignificantes en comparación con los 65 000 millones de animales que se crían cada año en todo el mundo como fuente de alimento. En general, a los animales de compañía se los trata mucho mejor que a los cerdos, las vacas y los pollos en las granjas industriales. En los países más ricos, si alguien encerrara a un perro varios meses en una jaula parecida a los establos en los que es común mantener a los cerdos en las granjas industriales, se expondría a consecuencias legales.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/WkvYLeD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.