26

Las ilusiones que hacen subir los precios de los activos en Estados Unidos

NEW HAVEN – Los mercados especulativos siempre han sido vulnerables a la ilusión. Pero detectar la locura de los mercados no ofrece ninguna ventaja clara a la hora de pronosticar resultados, porque los cambios en la fuerza de la ilusión son difíciles de predecir.

En Estados Unidos, dos ilusiones han sido importantes en los mercados financieros recientemente. Una es la percepción promovida con esmero de que el presidente electo Donald Trump es un genio de los negocios que puede aplicar sus habilidades para cerrar acuerdos a la misión de que Estados Unidos vuelva a ser grande. La otra es una ilusión que se produce de manera natural: la proximidad de que el Dow llegue a 20.000 puntos. El Promedio Industrial Dow Jones ha estado por encima de 19.000 puntos desde noviembre, e infinidad de artículos periodísticos se han centrado en su coqueteo con la barrera de los 20.000 -que ya podría haber sido superada cuando este comentario se haya publicado-. Pase lo que pase, los 20.000 puntos del Dow seguirán teniendo un impacto psicológico en los mercados.

Trump nunca se ha mostrado claro y consistente respecto de lo que hará como presidente. Los recortes impositivos claramente figuran en su agenda y el estímulo podría conducir a precios más altos de los activos. Se supone que una reducción de los impuestos corporativos naturalmente se traduce en precios más altos de las acciones, mientras que recortes en el impuesto a las ganancias personales pueden derivar en precios más altos de la vivienda (aunque posiblemente estarían compensados por otros cambios en el sistema tributario).

Pero no son solamente los cambios impositivos propuestos por Trump lo que vaya a afectar de manera plausible la psicología de los mercados. Estados Unidos nunca ha tenido un presidente como él. No sólo es un actor, como Ronald Reagan; también es un escritor y orador motivacional, una marca registrada en el sector inmobiliario y un negociador duro. Si alguna vez revela su información financiera, o si su familia es capaz de utilizar su influencia como presidente para mejorar sus balances, hasta podría demostrar que es exitoso en los negocios.