Solar panels in mountains David McNew/Getty Images

Los frutos más próximos de la lucha contra el cambio climático

NUEVA YORK – El mes próximo, los signatarios del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono se reunirán en Kigali, Ruanda, para ponderar una enmienda al tratado que reduciría gradualmente, hasta eliminarlos, el uso de hidrofluorocarbonos, o HFC, uno de los seis principales gases de invernadero que se suele usar en los sistemas de climatización y refrigeración.

La enmienda ayudaría a reforzar el desarrollo sostenible y podría evitar la emisión de entre 100 y 200 billones de toneladas de estos gases para el año 2050, lo suficiente como para hacer avanzar al mundo una cuarta parte del camino necesario para el objetivo de calentamiento global de 2º Celsius acordado en la cumbre climática de París de diciembre de 2015.

El Protocolo de Montreal se creó para reparar la capa de ozono, que protege al planeta de los niveles letales de los rayos ultravioletas. Hasta ahora ha tenido un éxito notable: cerca de 100 sustancias químicas que destruyen la capa de ozono se han dejado de producir en las últimas tres décadas. La capa de ozono está mejorando y, según las últimas estimaciones, se podría recuperar para el año 2065, con lo que se ahorrarían billones de dólares en atención de salud y costes agrícolas a nivel mundial.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/ZeDin5r/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.