A student shows a combo pictures of three dictators, Austrian born Hitler, Castro and Stalin with Viktor Orban Attila Kisbenedek/Getty Images

La fallida campaña de mentiras del gobierno húngaro

NUEVA YORK – En octubre, el gobierno húngaro envió cuestionarios a los cuatro millones de hogares del país, para pedir la opinión de la gente sobre siete oraciones en las que describía mi presunto plan para inundar Europa, y en particular Hungría, con migrantes y refugiados musulmanes; siete afirmaciones hechas por el gobierno, respecto de lo que denomina “plan Soros”. Yo refuté todas y cada una, sobre la base de mis declaraciones públicas, o de la falta de declaraciones públicas que las respalden.

Ahora, el gobierno publicó los supuestos resultados de la “consulta nacional” respecto del plan que me atribuye, y asegura que la convocatoria fue un éxito sin precedentes. Dejo al pueblo húngaro decidir si la cifra de 2 301 463 participantes (de una población de 9,8 millones) fue inflada, y hasta qué punto. Inspeccionar la lista de los que participaron y verificar si de veras lo hicieron no debe ser imposible. Pero en vez de eso, quiero concentrarme en la sustancia de la campaña.

La consulta nacional y la publicación de los resultados son sólo un elemento más en una masiva campaña de propaganda en curso, financiada por los contribuyentes húngaros, en beneficio de un gobierno profundamente corrupto que busca desviar la atención de su incapacidad para satisfacer las legítimas aspiraciones de los húngaros, particularmente en materia de educación y salud. La campaña empezó a mitad de año, cuando el gobierno empapeló los espacios públicos con afiches en los que aparezco con una gran sonrisa, junto a las palabras “no dejes que Soros se ría último”.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/k8ilPrq/es;

Handpicked to read next