2

El zorro y el BCE

PARÍS – Una revista francesa sobre economía clasificó recientemente a la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, como la persona francesa viva más influyente internacionalmente... muy por delante del Presidente, François Hollande. Si bien la política puede haber influido en esa decisión particular, no cabe duda de que Lagarde es al menos la más destacada mujer francesa viva.

En esa categoría Lagarde casi carece de competidoras. Valérie Trierweiler, la compañera sentimental de Hollande, destacó con un desafortunado tweet político sobre su predecesora, pero desde entonces se ha retirado tras los cortafuegos del Palacio del Elíseo, y Brigitte Bardot ya no es precisamente la fuerza de la naturaleza que fue en otro tiempo.

Pero esta situación puede estar a punto de cambiar. El Parlamento Europeo acaba de confirmar el nombramiento de Danièle Nouy, del Banco de Francia, para que sea la primera persona que ocupe la dirección de la nueva junta supervisora del Banco Central Europeo.

El anuncio llega menos de un mes antes de que el BCE se haga cargo de la supervisión directa de unos 130 bancos que representan más del 80 por ciento de los activos bancarios de la zona del euro, con lo que sólo los bancos nacionales más pequeños quedarán bajo la jurisdicción de los organismos supervisores locales. Nouy (con quien yo he trabajado) es una supervisora capaz y muy experta, equipada con una extraordinaria combinación de determinación y encanto. Necesitará todas esas características y más para hacer que el nuevo sistema bancario de Europa funcione eficientemente.