Getty Images

Cómo aumentar la tasa de ahorro de Estados Unidos

CAMBRIDGE – Estados Unidos necesita nuevas políticas para aumentar la tasa de ahorro de los hogares. De 1960 a 1980, la tasa de ahorro de los hogares oscilaba entre 10% y 13% del ingreso luego de impuestos, lo que ofrecía fondos para inversión en plantas y equipamientos. Desde entonces, los niveles de ahorro de los hogares han declinado marcadamente. La tasa de ahorro promedio comparable en los últimos diez años promedió sólo el 5,5% y ahora es de apenas el 3,4%.

La causa de la caída no es clara. Una posible explicación es que los hogares en edad laboral tal vez ya no sientan la necesidad de ahorrar para sus años de jubilación por su mayor confianza en el programa de retiro de la Seguridad Social. Si bien la Seguridad Social fue creada en los años 1930, en los años 1960 y 1970 hubo un miedo generalizado de que el programa no sobreviviera políticamente como consecuencia de la oposición conservadora. Pero cuando el programa de la Seguridad Social estaba por quedarse sin fondos en 1982, un presidente muy conservador, Ronald Reagan, lo rescató. Después de eso, fue razonable suponer que los beneficios de la Seguridad Social seguirían existiendo. El ahorro para la atención médica en la edad avanzada ya no era necesario, gracias a los programas Medicare y Medicaid.

Más allá de cuál sea la causa de la baja tasa de ahorro actual de los hogares, es un problema serio que requiere una acción política. Afortunadamente, las actitudes en el Congreso de Estados Unidos han cambiado con el tiempo. En los primeros años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando la Gran Depresión todavía era un recuerdo reciente, un miedo keynesiano de depresiones económicas hizo que los políticos estuvieran a favor de una caída en la tasa de ahorro. Una tasa de ahorro más baja, se creía, implicaría un mayor gasto de los consumidores y, así, una demanda más fuerte y una tasa de empleo más elevada. Pero cuando los responsables de las políticas se dieron cuenta de que un alto nivel de ahorro en verdad implicaría más inversión y un crecimiento más rápido, el Congreso sancionó legislación para fomentar un mayor ahorro personal.

La respuesta más importante fue la creación de las llamadas cuentas 401k, que les permiten a los empleadores aportar fondos a cuentas de retiro para sus empleados. Esos planes 401k están patrocinados y gestionados por los empleadores. El Congreso también creó Cuentas de Retiro Individual (IRA por su sigla en inglés) con beneficios tributarios que ahora les permiten a los individuos ahorrar hasta 5.500 dólares por año y gestionar su IRA como consideren más conveniente. Los aportes a las IRA, hasta el límite, pueden deducirse del ingreso gravable, y el retorno sobre la inversión en la IRA es libre de impuesto hasta que se retiran los fondos. Tanto las cuentas 401k como las IRA, por ende, ofrecen un mayor retorno real después de impuestos, fortaleciendo el incentivo para ahorrar.

Si bien estos dos programas han sido exitosos a la hora de fomentar un mayor ahorro, el efecto acumulado todavía refleja una tasa de ahorro general muy baja. Una razón es que millones de pequeñas firmas no crearon planes 401k, debido al costo de establecerlas y gestionarlas. Y las firmas han sido reacias a obligar a los empleados, que saben que los fondos no estarán disponibles hasta que alcancen la edad de retiro, a reducir sus salarios por contribuir a este tipo de planes.

El Congreso ahora propone cambiar las reglas para sortear estos problemas. Las pequeñas firmas podrían sumarse a otras para establecer planes 401k, beneficiándose así de costos de administración más bajos. Y el gobierno les daría a las pequeñas empresas un préstamo para hacer frente al costo de crear un nuevo plan.

Subscribe now

Exclusive explainers, thematic deep dives, interviews with world leaders, and our Year Ahead magazine. Choose an On Point experience that’s right for you.

Learn More

Quizá lo más importante sería darles a las pequeñas empresas la oportunidad de crear "planes de inscripción automática" lo cual, según demuestra la experiencia, es muy efectivo para lograr que los empleados se suscriban y ahorren en planes 401k. En este escenario, los empleados se registran automáticamente en un plan 401k sabiendo que pueden retirar sus fondos cuando quieran -es decir, sin esperar hasta llegar a la edad de retiro.

Esta es la razón por la que la inscripción automática es tan importante. Cuando a los nuevos empleados se les ofrece la oportunidad de depositar el 5% de su salario en un plan 401k, un porcentaje relativamente pequeño de ellos elige participar. Pero si a los mismos empleados se les dice que la compañía automáticamente los registrará en un plan 401k con la misma reducción salarial del 5% y que pueden retirar esos fondos cuando quieran, la mayoría acepta la reducción salarial y no retira los fondos.

No resulta claro si esta legislación será sancionada o no en el Congreso actual. Lo que sí es claro es que la tasa de ahorro de los hogares en Estados Unidos es demasiado baja, y que hacen falta cambios legislativos de este tipo para empezar a retrotraerla a su nivel anterior.

http://prosyn.org/Lwfj906/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.