Cómo rescatar a los bancos buenos y dejar que quiebren los malos

LOS ÁNGELES – ¿Cómo deberían abordarse los fallos sistémicos a gran escala del sistema financiero de un país? Nadie quiere rescatar a los bancos que tomaron malas decisiones. Pero salvar a un sistema financiero del colapso exige impedir que todos los bancos quiebren al mismo tiempo. Necesitamos una manera de rescatar a los bancos buenos pero dejar que quiebren los malos. Ahora bien, ¿cómo podemos distinguir los bancos buenos de los malos?

Cuando los mercados entran en pánico, como sucedió en 1929 y nuevamente en 2008, respaldar al sistema financiero se torna esencial. La alternativa sería una depresión al estilo de los años 1930. Pero eso no implica que debamos rescatar a los bancos individuales.

La reciente historia económica está plagada de ejemplos de crisis financieras: Estados Unidos a fines de los años 1980; Suecia, Finlandia y Noruega en 1992; Japón en 1998; y gran parte de la economía mundial en 2008. Las distintas maneras en que se manejaron esas crisis ofrecen lecciones importantes.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/ifoLq1v/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.