Cómo alimenta Japón la inestabilidad financiera global

Durante los últimos años se ha puesto mucha atención al papel que desempeña el superávit comercial de China en la creación de los desequilibrios financieros globales actuales. Pero se ha dado muy poca consideración a la contribución de la política japonesa de tasas de interés cercanas a cero a estos trastornos. Puesto que la incertidumbre financiera está aumentando, es tiempo de que Japón cambie de rumbo.

La política de Japón de tasas de interés muy bajas inició en los años 1990 para poner un piso a la economía luego del estallido de la burbuja de los precios de los activos. Sin embargo, con el paso del tiempo esas tasas de interés muy bajas han fomentado un comercio de divisas altamente especulativo: los especuladores piden préstamos en yenes a tasas de interés bajas y después compran dólares y otras divisas para invertirlas en activos con mayores rendimientos en otros lugares.

Hay dos características clave de ese comercio de divisas. En primer lugar, contribuye a la depreciación del yen y la apreciación del dólar a medida que los especuladores abandonan el yen. En segundo lugar, incrementa la demanda global de activos, lo que genera una inflación en los precios de esos activos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Xq74xms/es;