0

¿Cómo puede tener éxito Qurei?

El nuevo primer ministro palestino, Ahmed Qurei, se enfrenta a retos tremendos. Debe caminar entre las esquirlas de las constantes acciones militares israelíes en contra de los palestinos, la ambivalencia de los EU en cuanto a la hoja de ruta, y una multitud de grupos militantes palestinos que buscan venganza por cada uno de sus líderes asesinados. Este enfermizo círculo de violencia es demasiado predecible. No tiene por qué ser inevitable. Para romper la dinámica de los asesinatos israelíes seguidos de atentados suicidas palestinos, se requiere un cambio en la forma de pensar y de actuar..

La idea de que cualquiera de los bandos puede aplastar al otro y cantar victoria ha resultado ser un espejismo seductor y peligroso, que sólo ha dejado una estela de sangre y odio. Hay que hacerle entender a los líderes israelíes que los ataques preventivos y los asesinatos aumentan las probabilidades de que haya más atentados en contra de Israel, no menos.

Hasta ahora, el gobierno derechista de Sharon, que aparentemente sólo habla de la paz de dientes para afuera, está más que dispuesto a emprender acciones militares que sabe que conducirán a represalias palestinas. Como las acciones israelíes no logran disuadir a los palestinos, Israel sube la apuesta, con la esperanza de que con actos más duros e inhumanos los palestinos se rindan. Por el contrario, las acciones brutales de los israelíes lo único que producen son reacciones más decididas de los palestinos, y el ciclo de la muerte y la violencia continúa.

El gobierno de EU también debe cambiar su actitud. En lugar de decir que entienden que Israel se tiene que defender, la administración Bush debería adoptar una postura clara en contra de los asesinatos y los castigos colectivos israelíes, que ahora incluyen derribar viejos olivos y destruir edificios de ocho pisos. Deben terminar las restricciones a los desplazamientos y la continuación de las actividades de colonizaje. Si los estadounidenses logran que Israel acepte estas sencillas solicitudes, la situación podría ser favorable para un cese al fuego, que a su vez sería el preludio de un verdadero proceso de paz.