Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

wong4_ALASTAIR PIKEAFP via Getty Images_hongkongprotestflagmoon Alastair Pike/AFP via Getty Images

El desafío civilizatorio de China

KUALA LUMPUR – La fórmula de “un país, dos sistemas” de China en Hong Kong está fracasando estrepitosamente. Tras más de seis meses de protestas a gran escala a favor de la democracia – que incluyeron violentos enfrentamientos con la policía – los votantes suministraron el pasado noviembre un fuerte golpe a los partidos pro-China continental en los comicios electorales para la renovación de los consejos distritales, ya que dichos partidos perdieron el 87% de sus escaños, mismos que fueron ganados por sus rivales prodemocráticos.

La importancia de dichos comicios no debe subestimarse. Si bien los Consejos de Distrito tienen poco poder, ellos seleccionan a algunos de los 1.200 miembros del comité electoral que elige al Jefe Ejecutivo de Hong Kong. En la próxima elección de Jefe Ejecutivo, los partidos prodemocráticos ocuparán casi el 10% de los escaños en el comité electoral.

Los comicios también tuvieron importantes implicaciones simbólicas. Los consejos de distrito se eligen en un proceso completamente democrático (en comparación con sólo la mitad de los escaños en el consejo legislativo de Hong Kong). Al alcanzar una impresionante participación del 71%, estos comicios se consideraron ampliamente como un voto de censura en contra de Carrie Lam, la asediada Jefe Ejecutiva de Hong Kong, quien, a su vez, tiene el respaldo de China.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/5QRtTWkes;

Edit Newsletter Preferences