A la hora señalada en el Medio Oriente

Jerusalén – Como resultado de la desacertada política estadounidense, la amenaza de otra confrontación militar se cierne como una oscura nube en el Medio Oriente. Los enemigos de Estados Unidos se han fortalecido e Irán –a pesar de que se le ha nombrado como uno de los miembros del llamado “eje del mal” – ha recibido el impulso para hacerse de la hegemonía regional. Irán nunca lo habría logrado por sí solo, ciertamente no en tan poco tiempo.

De esta forma, una rivalidad que hasta ahora estaba latente entre Irán e Israel se ha convertido en una lucha abierta por el predominio en Medio Oriente. El resultado ha sido el surgimiento de algunas alianzas sorprendentes, sino es que extrañas: Irán, Siria, Hezbollah, Hamas y el Iraq dominado por los chiítas y respaldado por los estadounidenses se enfrentan a Israel, Arabia Saudita y la mayoría de los demás Estados árabes sunitas, todos los cuales se sienten amenazados por el ascenso de Irán.

Varios factores han elevado el riesgo de una confrontación importante: los precios persistentemente elevados del petróleo, que han creado nuevas oportunidades financieras y políticas para Irán; la derrota de Occidente y sus aliados regionales en las guerras que llevan a cabo sus intermediarios en Gaza y Líbano; y el fracaso del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para inducir a Irán a que acepte siquiera una suspensión temporal de su programa nuclear.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/MlkZcmh/es;