hospitals in africa Issouf Sanogo/ Stringer

Los países en desarrollo, cuna de innovaciones sanitarias

DHAKA – Vivimos en una era de trágicas paradojas sanitarias. Las campañas de vacunación masiva eliminaron enfermedades enteras, pero en países como Haití y Bangladesh siguen muriendo niños por dolencias de fácil tratamiento causadas por patógenos comunes. La globalización sacó a millones de personas de la pobreza extrema, pero las dejó expuestas a enfermedades no transmisibles propias de la era post-industrial (de la diabetes a enfermedades cardiovasculares), en países que carecen de recursos para tratarlas.

Por debajo de estas paradojas asoma otra: la mayor parte de la investigación médica se realiza en economías ricas, pero la carga sanitaria mundial recae en su mayor parte sobre países de ingresos bajos y medios. Hay algo groseramente ineficiente (incluso inmoral) en esta asignación de recursos, que dificulta el desarrollo de soluciones sanitarias para quienes más las necesitan.

Es verdad que la transferencia directa de capital y soluciones de los países ricos a los pobres sirvió para encarar la primera generación de problemas de desarrollo mundial. Algunos ejemplos incluyen los programas para aumentar la escolarización primaria y, en el caso de la salud pública, las campañas de vacunación masiva.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/QcKeCK1/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.