¿Debería Escocia salir de la zona de la libra?

PRINCETON – Cuando Escocia se prepara para el referéndum sobre la independencia que se celebrará este mes, el Reino Unido –y, de hecho, toda Europa– debe prepararse para las repercusiones de una respuesta afirmativa. La independencia de Escocia revolucionaría los marcos constitucionales británico y europeo y daría un impulso tremendo a otros movimientos separatistas europeos, desde Cataluña hasta el norte de Italia. Sin embargo, las repercusiones económicas de la independencia son mucho menos seguras.

Los partidarios de la independencia han insistido desde hace mucho en que están motivados por las características distintivas de la identidad escocesa, pero la historia y las tradiciones de Escocia, si bien son indudablemente suyas particulares, han ido cobrando forma a lo largo de siglos de relaciones mutuas con Inglaterra y otras partes de las islas Británicas.

El asunto más inmediato para los escoceses es el dinero. La cuestión de si una Escocia independiente podría o debería seguir utilizando la libra británica ha sido la dominante en los debates durante los últimos meses de la campaña del referéndum. El resultado –para Escocia, el Reino Unido y Europa– podría variar en gran medida, según sea la senda que elija Escocia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/nRewrJl/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.