0

Hamás se enfrenta a los radicales

CIUDAD DE GAZA – El reciente tiroteo en una mezquita de Gaza entre agentes de seguridad de Hamás y militantes del grupo yijadí radical los Guerreros de Dios sacó a la superficie las profundas tensiones que dividen a los islamistas palestinos. Veintidós personas murieron, incluido el dirigente de los Guerreros de Dios, Abdel Latif Musa, pero los agentes de seguridad palestinos dudan que sean ésas las últimas víctimas.

La Faja de Gaza, controlada por Hamás desde hace más de dos años,  está considerada, desde hace mucho, mucho más tradicional y conservadora que la Ribera Occidental. No obstante, en el ambiente político de Gaza, Hamás es un grupo islámico moderado que se opone al extremismo del estilo de Al Qaeda, pero esos grupos islámicos extremistas han ido ganando apoyo en Gaza y Hamás lo ha advertido. El tiroteo en la mezquita demuestra que Hamás será implacable en su lucha contra ellos.

Diversos grupos salafistas extremistas llevan años actuando en Gaza. Los salafistas, cuyo nombre se deriva de la frase árabe “antepasados virtuosos”, conocidos como “Salaf al-Salih”, insisten en un regreso a lo que consideran la pureza de las prácticas de los primeros musulmanes.

En el pasado, Hamás ha cooperado con algunos de los salafistas, dando por sentado que se someterían a la dirección de Hamás. El Ejército del Islam se unió a la incursión en la que se secuestró al soldado israelí Gilad Shalit en junio de 2006. El grupo fue también el responsable del rapto in 2007 del corresponsal en Gaza de la BBC, Alan Johnston, que más adelante fue liberado tras la celebración de negociaciones, dirigidas por Hamás.