0

Los verdaderos enemigos de Hamas

JERUSALÉN – Se dice que en Irán, elementos que pertenecen al régimen están ofreciendo una recompensa de un millón de dólares por el asesinato del Presidente egipcio, Hosni Mubarak, debido a su oposición a Hamas en la Franja de Gaza. En Líbano, el líder de Hezbolá, con el apoyo de Irán y Siria, únicamente pide el derrocamiento del gobierno egipcio.

En respuesta a lo anterior, Tariq Alhomayed, un saudita que es editor en jefe del periódico Al-Sharq al-Awsat , describe a Hamas como la herramienta de Irán y sostiene que “Irán es una verdadera amenaza a la seguridad árabe”.

El ministro de asuntos exteriores egipcio, Ahmed Aboul Gheit, está de acuerdo –y no es el único. Cuando los Estados árabes se reunieron para discutir sobre la crisis de Gaza, Arabia Saudita vetó cualquier acción. Incluso la Autoridad Palestina (AP) culpa a Hamas por los combates. Los activistas de Fatah, el rival nacionalista de Hamas que administra la AP, no ocultan su esperanza de que Hamas pierda la guerra.

Este es el nuevo Medio Oriente, caracterizado ya no por el conflicto árabe-israelí sino por un conflicto árabe nacionalista-islamista. Casi todos los Estados árabes –excepto Siria, el aliado de Irán—y la AP reconocen esta realidad y desean que Hamas sea derrotado en la Franja de Gaza. Dado su profundo interés en obstruir a los grupos revolucionarios islamistas, sobre todo los que están alineados con Irán, no están dispuesto a escuchar a los intelectuales árabes –que están mucho más silenciosos que en conflictos anteriores, como la guerra de 1991 en Kuwait, el levantamiento palestino de 2000-2004 o la guerra Israel-Hezbolá de 2006.