0

Hamas, Fatah y el dilema palestino

CIUDAD DE GAZA – Con las autoridades en disputa que gobiernan Gaza y Cisjordania, el pueblo palestino se encuentra en medio de un experimento. En Gaza, donde Hamas está al mando, el precio elevado de la resistencia armada contra Israel ha desacreditado todo intento por revivir el conflicto. En Cisjordania, bajo el régimen de Fatah, las negociaciones no han llegado a ninguna parte. Ninguna estrategia de la política palestina –resistencia o negociación- ofrece esperanza de alcanzar la independencia. En consecuencia, los palestinos enfrentan su desafío más difícil desde 1948.

Las amenazas israelíes de renovar su guerra contra Hamas en Cisjordania son tomadas muy en serio. Las escenas de devastación siguen vivas en las calles y vecindarios de Gaza, y Hamas no se arriesga en lo más mínimo a provocar a Israel y entrar en una nueva guerra. La lucha le costó a Hamas dos de sus máximos líderes, Saeed Siyam y Nizar Rayan, y debilitó significativamente sus capacidades militares. Fue hace poco que se las pudo reconstruir.

Hamas se encuentra en una posición difícil, ya que su política insta a una fuerte resistencia, al margen de la política. Sin embargo, esta estratagema ha fracasado. Hamas presionó a todos los grupos de resistencia en Gaza para que se abstuvieran de provocar a Israel. En una declaración sin precedentes, Mahmoud al-Zahar, un alto líder de Hamas, dijo que todo misil disparado contra Israel desde Gaza sería el “misil de la traición”.

Hamas, en cambio, ha virado su atención a Cisjordania, donde no tiene autoridad política alguna. Ha instado a los palestinos allí a lanzar una nueva intifada contra Israel, al mismo tiempo que insiste con la calma en Gaza.