lopes5_LUDOVIC MARINAFPGetty Images_solar panels africa Ludovic Marin/AFP/Getty Images

Para África, volverse verde no es un lujo

CIUDAD DEL CABO – A comienzos de este año, el ciclón tropical Idai arrasó el sur de África. En su paso, murieron cientos de personas, miles resultaron heridas y muchas más terminaron desplazadas. En Mozambique, la mitad de todas las cosechas anuales e infraestructura esencial fueron destrozadas. En total, más de tres millones de personas en la región se vieron afectadas. Fue un recordatorio claro de la vulnerabilidad de África a las consecuencias cada vez más intensas del cambio climático.

Los ciclones no son nada nuevo, pero a medida que avanza el cambio climático, se están volviendo cada vez más frecuentes: el Océano Índigo tiene un promedio de tres ciclones por cada temporada de ciclones; sin embargo, sólo en esta temporada, hubo siete. Lo mismo es válido para otros tipos de episodios climatológicos. En Zimbabue, más de dos millones de personas hoy enfrentan una aguda escasez de agua como resultado de la sequía provocada por el cambio climático.

Pero aún si África enfrenta nuevos desafíos como consecuencia del cambio climático, también tiene oportunidades importantes de expandir su economía y reducir la pobreza aún generalizada. El PIB combinado de los países africanos vulnerables al cambio climático va camino a aumentar de 2,45 billones de dólares en 2019 a 3,46 billones de dólares en 2024.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/bpfFjEges