Skip to main content

lines at greek atms Panayiotis Tzamaros/ZumaPress

El ataque de Europa a la democracia griega

NUEVA YORK – Para los que miran desde afuera, las trifulcas y resentimientos in crescendo dentro de Europa podrían aparentar ser el resultado inevitable de la amarga etapa final que se despliega entre Grecia y sus acreedores. La verdad es que los líderes europeos finalmente están comenzando a revelar la verdadera naturaleza de la disputa en curso sobre la deuda, y la respuesta no es agradable: esta disputa es mucho más sobre poder y democracia, que sobre la economía y el dinero.

Por supuesto, los constructos económicos detrás del programa que la “troika” (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) impuso a Grecia hace cinco años han sido pésimos, ya que llevaron a una disminución del 25% en el PIB del país. En toda la historia, no puedo encontrar ninguna otra depresión que hubiese sido tan intencional y que hubiese tenido consecuencias tan catastróficas: la tasa de desempleo de los jóvenes de Grecia, por ejemplo, ahora supera el 60%.

Causa gran asombro que la troika se niegue a aceptar responsabilidad al menos por algo de lo ocurrido o que no quiera admitir cuán malos fueron sus pronósticos y modelos. Sin embargo, lo que es aún más sorprendente es que los líderes de Europa ni siquiera han aprendido de lo ocurrido. La troika aún continúa exigiendo que Grecia logre un superávit presupuestario primario (excluyendo pagos de intereses) del 3,5% del PIB hasta el año 2018.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/OuwsEOB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions