1

Los grandes maestros y el crecimiento global

Cambridge – Mientras la economía global, rengueando, deja atrás la pasada década e ingresa en una nueva en 2010, ¿cuál será el próximo gran impulsor del crecimiento global? Apuesto a que ésta será una década en la que la inteligencia artificial cobre velocidad de escape y empiece a tener un impacto económico al mismo nivel del surgimiento de India y China.

Hay que reconocer que mi perspectiva está sumamente influenciada por lo que sucede en el mundo del ajedrez, un juego que alguna vez jugué a nivel profesional y que todavía sigo desde una cierta distancia. No obstante, el ajedrez electrónico, aunque un tanto especial, ofrece una ventana a la evolución del silicio y, a la vez, un barómetro de cómo la gente podría adaptarse a él.

Un poco de historia quizás ayude. En 1996 y 1997, el campeón mundial de ajedrez Gary Kasparov jugó un par de partidas contra una computadora de IBM llamada “Deep Blue”. En aquel momento, Kasparov dominaba el ajedrez mundial, de la misma manera que Tiger Woods –al menos hasta hace poco- ha dominado el golf. En la partida de 1996, Deep Blue sorprendió al campeón al ganarle en la primera jugada. Pero Kasparov rápidamente se adaptó y empezó a explotar la debilidad de la computadora en cuanto a planificación estratégica a largo plazo, donde el criterio y la intuición del jugador parecieron imponerse al conteo mecánico de la computadora.

Desafortunadamente, Kasparov se confió demasiado y no tomó lo suficientemente en serio a Deep Blue en el partido revancha de 1997. Deep Blue sorprendió al campeón ganándole la partida 3.5 a 2.5. Muchos analistas catalogaron el triunfo de Deep Blue como uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX.