woods36_JOHN WESSELSAFP via Getty Images_doctor senegal John Wessels/AFP via Getty Images

Las brutales lecciones de gobernanza de 2020

OXFORD – El COVID-19 ha ofrecido algunas lecciones duras pero útiles sobre gobernanza. Muchos países ricos no manejaron la crisis tan bien como se anticipaba, mientras que muchos países más pobres, poblados y vulnerables superaron las expectativas. La diferencia plantea interrogantes importantes no sólo sobre la gestión de la salud pública, sino también sobre el estado de gobernanza en las democracias más grandes y más antiguas del mundo.

Justo antes de la pandemia, una coalición de fundaciones importantes publicó un Índice Global de Seguridad Sanitaria (GHSI por su sigla en inglés) que calificaba la capacidad de los países para prevenir, detectar y reportar una infección, y responder rápidamente a brotes de enfermedades. “Previsiblemente”, observó en aquel momento un periodista de datos de Statista, “los países de mayores ingresos tendían a registrar mejores resultados en el índice”. Al tope de la lista de “países mejor preparados para lidiar con una pandemia” figuraban Estados Unidos y el Reino Unido.

Un año después, esos rankings parecen absurdos. Según un estudio publicado en septiembre, “los 10 países más afectados por el COVID-19 en términos de muertes por millón de habitantes están entre los primeros 20 países en términos de sus resultados generales en el GHSI”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/n3sfW1zes