farmer4_Spencer Platt_Getty Images Spencer Platt/Getty Images

¿Igualdad para todos?

LONDRES – El mes pasado, me invitaron a hablar en el York Festival of Ideas, un foro anual para debatir sobre objetivos políticos alternativos y predominante progresistas. Hablé acerca de mi trabajo sobre la estabilización de los precios de los activos. Andy Wood de la consultora Grant Thornton habló sobre el carácter de inclusión en los negocios, Neil McInroy del Center for Local and Economic Strategies presentó sus ideas sobre las formas locales de organización, y Ander Etxeberria de la Corporación Mondragon nos contó sobre sus cooperativas de propiedad de los empleados en el País Vasco. Pero, el tema más importante lo planteó la fascinante presentación de Wanda Wyporska sobre el principio de “igualdad para todos”.

Hoy en día pocos que se ubican políticamente a la izquierda o a la derecha abogarían activamente por la desigualdad para todos. Más bien, la división se da entre los conservadores que promueven la igualdad de oportunidades y los progresistas que promueven la igualdad de resultados. Esta es una distinción importante. Pero, sea cual sea su definición de igualdad, la pregunta más importante es cuál es la mejor manera de lograrla.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el mundo adoptó el Sistema de Bretton Woods, según el cual los países mantenían tipos de cambio fijos frente al dólar, y el capital permanecía en gran medida inmóvil a nivel internacional. Cuando los turistas del Reino Unido viajaban a Francia, Italia o España, enfrentaban restricciones sobre cuántos francos, liras o pesetas podían comprar; y la inversión internacional se vio limitada por un sistema generalizado de controles de capital.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/PRXHDTJes