FREDERIC J. BROWN/AFP/Getty Images

Envejecimiento global y solvencia fiscal

CAMBRIDGE – Los programas estatales para apoyar a los jubilados están en problemas en todos los países, debido al aumento de la expectativa de vida y la creciente proporción de jubilados en relación con los contribuyentes tributarios. El problema empeorará en los años venideros, cuando la tendencia demográfica adversa aumente la carga fiscal de proporcionar fondos para pensiones y atención de salud.

El problema es particular y diferenciado en los Estados Unidos, ya que su sistema de “fideicomiso” para la financiación de la Seguridad Social creará una crisis cuando se agote. Si bien las opciones que habrá en ese momento serán diferentes de las que enfrenten otros gobiernos, las políticas para evitar la crisis estadounidense son relevantes para otros países que deban hacer frente al envejecimiento de sus poblaciones.

Así funciona el sistema estadounidense: por ley, un impuesto de nómina se destina exclusivamente a financiar beneficios para jubilados. Tanto empleadores como empleados pagan un 6,2% de sus ganancias en efectivo hasta un máximo individual de $128.000, monto que aumenta cada año con los salarios promedio. Estos fondos tributados se depositan en un Fideicomiso de Seguridad Social e invierten en bonos del gobierno.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/Pe4FbvB/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.