El programa de vigilancia del vecindario de Alemania

FRANKFURT – En mi reciente viaje a Alemania me llamó la atención que hay dos narrativas distintas. En una se presenta una economía alemana sólida con un bajo nivel de desempleo, finanzas fuertes y una buena ubicación competitiva para explotar los segmentos más dinámicos de la demanda global. En la otra, se describe una economía colmada de interminables crisis de deuda europea cuyos autores tratan de desviar la responsabilidad, así como sus necesidades financieras, hacia las inmaculadas hojas de balance alemanas.

Las dos narrativas son comprensibles pero no pueden coexistir por siempre. Después de todo, es difícil que haya una casa valiosa en un vecindario deteriorado. O mejora el vecindario o disminuye el valor de la casa. Y es de gran importancia cuál de las narrativas prevalecerá –para Alemania para Europa y para la economía global.

Alemania ahora está cosechando los beneficios de administrar responsablemente la economía nacional durante muchos años. Además de mantener unas finanzas públicas sanas, los dirigentes alemanes pusieron en aplicación reformas estructurales difíciles destinadas a mejorar la competitividad internacional, incluidas las dolorosas reformas del mercado laboral. Como resultado, Alemania es una de las pocas economías avanzadas que actualmente ha creado muchos empleos y mantenido una estabilidad financiera. En otras palabras, es la triple A de los triples A.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/sFz9rqr/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.