Elderly Germans Sean Gallup/Getty Images

La futura vejez dorada de Alemania

MÚNICH – El récord de inmigración a Alemania de los últimos dos años pone en duda las proyecciones demográficas del país. Pero la rapidez con que Alemania cambió a un perfil más favorable no es motivo para postergar decisiones políticas difíciles sobre los planes de retiro y pensiones.

A comienzos del siglo, pronósticos fiables predecían que la reducción de la inmigración y la baja tasa de natalidad provocarían la pérdida de más de diez millones de habitantes en Alemania de aquí a 2050. Pero hoy, las proyecciones de población se ven mucho mejor. Según los últimos cálculos del gobierno, la población de Alemania puede mantenerse por encima de los 80 millones hasta 2060, y la reducción de la oferta de mano de obra no sería tan drástica como se temía antes.

Las fluctuaciones, grandes e impredecibles, de las cifras de inmigración a Alemania, combinadas con un nivel de emigración estable, venían obligando a corregir considerablemente las proyecciones demográficas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/jw5IhF7/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.