7

El equipo franco-alemán ideal de Europa

PARÍS – Cuando el Fondo Monetario Internacional rebajó su previsión del crecimiento mundial para 2014 y 2015 de 3,7 por ciento y 3,9 por ciento, respectivamente, a 3,3 por ciento y 3,8 por ciento, citó las perspectivas, cada vez más sombrías, de la zona del euro, incluido el crecimiento, muy inferior, de Alemania, como causa principal. Al fin y al cabo, la zona del euro sigue representando aún el 13 por ciento, aproximadamente, de la producción mundial a precios de mercado, la misma, más o menos, que China.

Las dificultades económicas de Europa se reflejan en su situación política, pues muchos electorados son presa de una sensación de desesperanza y van deslizándose hacia extremos ideológicos, pero un informe de próxima publicación de dos economistas muy respetados –Jean Pisani-Ferry, Comisario General de Planificación de Políticas del Gobierno de Francia, y Henrik Enderlein, dirigente principal de un grupo reformista de economistas alemanes– propondrán una vía por la que avanzar.

La tarea que afrontan Pisani-Ferry y Enderlein es la de formular una nueva estrategia para las dos economías mayores de Europa, centrándose en reformas estructurales en Francia y una mayor inversión en Alemania. La esperanza estriba en que el informe, que se hará público el 1 de diciembre, aporte un avance que reavive por fin el motor del crecimiento de la zona del euro.

Ese trabajo fue encargado unos días después de las reuniones anuales del FMI del mes pasado, en una reunión de los ministros de Hacienda y Economía de Francia, Michel Sapin y Emmanuel Macron, y sus homólogos alemanes, Wolfgang Schäuble y Sigmar Gabriel. Aunque de la reunión no salieron medidas normativas concretas –como dijo el diario francés Le Monde, “nada se pidió y nada se obtuvo”–, podría señalar el comienzo de una cooperación franco-alemana más eficaz, orientada por el informe Pisani-Ferry/Enderlein.