Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

kotz10_Boris Roesslerpicture alliance via Getty Images_manstandingECB Boris Roessler/picture alliance via Getty Images

Alemania versus el BCE

CAMBRIDGE – En los últimos meses, el debate alemán sobre política fiscal y monetaria ha tomado un giro interesante. Los antiguos dogmas económicos profundamente arraigados, entre ellos que el sector público debe esforzarse por generar un excedente fiscal sin importar las condiciones macroeconómicas, están siendo revalorados, al menos por algunos.

La situación económica está cambiando rápidamente para peor. La economía alemana –durante mucho tiempo el motor del crecimiento de la eurozona- está incuestionablemente chisporroteando. Las poderosas corrientes subyacentes contribuyen a la desaceleración. Como resultado de ello, existe una alta probabilidad de una recesión alemana típica (en términos de profundidad y duración), si no peor.

El principal viento en contra, por supuesto, es la incertidumbre que genera el contexto comercial altamente contencioso a nivel global. Esto representa una particular amenaza para las economías abiertas como Alemania y sus vecinos, que están profundamente integrados en las cadenas de valor de sus fabricantes.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/2U7jyAOes;