Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

GettyImages-1164800607 Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images

El alma dividida de Alemania

MÚNICH – Este noviembre, Alemania celebrará el aniversario 30 de la caída del Muro de Berlín. Pero el país está en un estado de ánimo sombrío, y los brindis serán más bien escasos, especialmente en el este.

Hoy más de un tercio de los alemanes del este se describen como ciudadanos de segunda clase. Contrariamente a sus expectativas al momento de la reunificación alemana en 1990, el este del país no se ha vuelto tan próspero como el oeste. Poco sorprende que piensen, sientan y voten de manera diferente a como lo hacen los alemanes occidentales. De hecho, Alemania es un país con dos almas.

La última evidencia de esto ocurrió el 1 de septiembre, cuando el partido xenófobo de derechas Alternative für Deutschland (AfD) logró un sólido segundo lugar en las elecciones regionales de los estados del este Sajonia y Brandemburgo, con un 27,5% y un 23,5% de los votos, respectivamente. En los estados del oeste germano los resultados electorales del AfD suelen ser la mitad de eso.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/C4S1Qj3es;