germany coal cow Volker Hartmann/Getty Images

Rompiendo con la adicción al carbón de Alemania

BERLÍN – Alemania está por romper con su adicción al carbón. El año pasado, el gobierno creó una “comisión de carbón” de 28 miembros –integrada por científicos, políticos, activistas medioambientales, sindicatos y representantes de servicios públicos- con el mandato poco envidiable de decidir cuándo el país se volvería limpio. Luego de sopesar consideraciones pragmáticas y reconocer la realidad del cambio climático, la comisión ahora ha fijado el año 2038 como el plazo límite para llegar a un nivel de carbón cero, con un inicio del retiro inmediato.

El Wall Street Journal lo describe como la “política energética más tonta del mundo”. En verdad, el giro adoptado por Alemania es vital y viene con mucho retraso. El verdadero interrogante es si bastará o no para sustentar un progreso significativo en el esfuerzo global para mitigar el cambio climático.

Está científicamente comprobado que si el mundo pretende mantener el incremento promedio de la temperatura global “muy por debajo” de 2°C en relación a los niveles preindustriales –el límite “seguro” que quedó plasmado en el acuerdo climático de París de 2015-, sólo se pueden emitir otras 500.000-800.000 toneladas de dióxido de carbono como máximo. Con las tendencias actuales, esto apenas llevaría 12-20 años.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/unbP1yl/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.