EEAS/Flickr

El salvavidas ucraniano de Europa

NUEVA YORK – Las elecciones al Parlamento Europeo y las elecciones presidenciales de Ucrania celebradas el pasado fin de semana produjeron resultados totalmente opuestos. Los votantes de Europa expresaron su insatisfacción por la forma como funciona actualmente la Unión Europea, mientras que el pueblo de Ucrania demostró su deseo de asociación con la UE. Los dirigentes y los ciudadanos europeos deberían aprovechar esta oportunidad para examinar su significado... y ver que la ayuda a Ucrania puede ayudar también a Europa.

La UE fue concebida originalmente como una asociación cada vez más estrecha de Estados soberanos deseosos de mancomunar una parte cada vez mayor de su soberanía en pro del bien común. Fue un experimento audaz en materia de gobernación internacional y Estado de derecho, encaminado a substituir al nacionalismo y al uso de la fuerza.

Lamentablemente, la crisis del euro ha transformado a la UE en algo radicalmente distinto: una relación de países acreedores y deudores en la que los primeros imponen condiciones que perpetúan su predominio. En vista de la baja participación en las elecciones al Parlamento Europeo y si sumáramos el apoyo del Primer Ministro de Italia, Matteo Renzi, al voto anti-UE de izquierda y de derecha, podríamos afirmar que la mayoría de los ciudadanos se oponen a las condiciones actuales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Brem2FV/es;