La igualdad de género como meta de desarrollo

NUEVA YORK – A pesar de los avances en muchas sociedades, en casi todas partes las mujeres aún sufren altos niveles de discriminación. Incluso en los países más avanzados en igualdad de género, están sobrerrepresentadas en empleos de menor paga, infrarrepresentadas en puestos jerárquicos de los sectores público y privado, y son las receptoras en la mayor parte de los casos de violencia doméstica.

Hay partes del mundo en desarrollo donde la situación es mucho peor. En muchos casos, las normas culturales tradicionales impiden a las niñas recibir una auténtica educación; llevan a demasiadas a casarse y tener hijos durante la adolescencia; y hasta prohíben a las mujeres abrir una cuenta bancaria.

A comienzos de este siglo, la comunidad internacional adoptó un ambicioso conjunto de metas: los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Aunque desde entonces se avanzó mucho (también en el área de igualdad de género), todavía queda mucho por hacer. Si bien la escolarización de las niñas en los países en desarrollo aumentó considerablemente, todavía demasiadas crecen en condiciones de pobreza, insalubridad, educación deficiente, discriminación y violencia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/CYO5j55/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.