stevelman1_Spencer PlattGetty Images_gamestop Spencer Platt/Getty Images

La gobernanza corporativa después de GameStop

NUEVA YORK – La semana pasada, una rebelión populista alimentada por las redes sociales se apoderó de los mercados de capital. Los inversores minoristas compraron cantidades inmensas de acciones de compañías en problemas como GameStop, AMC y BlackBerry (entre otras). Querían ganar dinero. Pero, más que eso, querían castigar a las elites financieras, como los fondos de cobertura, que habían venido apostando al derrumbe de las compañías.

El castigo funcionó: el 27 de enero, los inversores que habían tomado posiciones cortas sobre GameStop perdieron 14.300 millones de dólares. Pero la verdadera historia no es quién perdió (o ganó) dinero en una serie de operaciones bursátiles. Lo importante es que el modelo prevaleciente de gobernanza corporativa moderna está al borde de un cambio sísmico.

En el modelo actual, la junta de directores de una empresa ejerce máxima autoridad sobre la corporación. La junta es responsable de contratar, evaluar, compensar y, si es necesario, despedir al CEO y a otros altos ejecutivos, y sus miembros deben aprobar todas las otras decisiones fundamentales.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/d6BuLuies