25

El G-7 abraza la descarbonización

NUEVA YORK – La reunión del G-7 de esta semana en Schloss Elmau en los Alpes Bávaros marcó un avance importante en la política para el cambio climático. Las siete economías de mayores ingresos (Estados Unidos, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) tomaron la decisión revolucionaria de descarbonizar sus economías durante este siglo.

Por primera vez en la historia, las principales economías ricas han llegado a un acuerdo sobre la necesidad de poner fin a su dependencia de los combustibles fósiles. La canciller alemana, Angela Merkel, el presidente estadounidense, Barack Obama, y los otros líderes del G-7 estuvieron a la altura de las circunstancias y merecen una fuerte aprobación global.

El avance histórico quedó registrado en el comunicado final del G-7. Primero, los países del G-7 subrayaron la importancia de mantener el calentamiento global por debajo de 2° Celsius (3,6° Fahrenheit). Esto significa que la temperatura promedio de la Tierra debería mantenerse dentro de los 2°C de la temperatura promedio que prevalecía antes del inicio de la Revolución Industrial (aproximadamente antes de 1800). Sin embargo, el calentamiento global hasta la fecha ya ronda los 0,9°C –casi en la mitad de camino hasta el límite superior.

Luego, los líderes del G-7 hicieron algo sin precedentes. Reconocieron que para mantener el calentamiento global por debajo del límite de 2°C las economías del mundo tenían que terminar con su dependencia de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural).