nstern10_STEFAN ROUSSEAUPOOLAFP via Getty Images_g7 Stefan Rousseau/Pool/AFP via Getty Images

El imperativo de inversión del G7

LONDRES – En la inminente cumbre del G7 en Cornwall, los líderes de las economías más importantes tienen una oportunidad crítica de acordar sobre un plan que no sólo impulse una fuerte recuperación de la pandemia del COVID-19 para sus propios países, sino que también acelere la transición hacia una economía global más sustentable, más inclusiva y más resiliente.

Una lección clave que confío que los gobiernos del G7 han aprendido del COVID-19 es lo expuestos que están y lo vulnerables que son todos los países a las amenazas globales, entre ellas las enfermedades infecciosas, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Los desafíos para el bienestar y la prosperidad que puso de manifiesto la pandemia están interconectados, de modo que necesitamos una estrategia integrada para abordarlos. El G7 tiene una responsabilidad especial de liderar en este aspecto.

Los líderes de los países ricos entendiblemente pondrán el foco en la salud de sus propias economías, que están dando señales de una rápida recuperación. Pero deberían reconocer la necesidad de una inversión significativamente mayor en los próximos diez años para permitir un crecimiento sólido y sostenido y responder al cambio climático y a la pérdida de capital natural, incluida la biodiversidad. Los países no deberían repetir el error de los “locos años 20” post-pandemia hace un siglo centrándose principalmente en el consumo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/zjyz2Vles