mahmed2_ MIGUEL MEDINAAFP via Getty Images_ppe MIGUEL MEDINAAFP via Getty Images

Un llamado de atención por la pandemia para el G20

WASHINGTON D. C. – Los epidemiólogos nos dicen que la COVID-19 no es un «cisne negro». En nuestras vidas habrá otras pandemias igual de severas, o aún peores. Y cuando llegue la próxima, China, Singapur y (tal vez) Vietnam estarán mejor preparados porque aprendieron de esta terrible experiencia. Casi todos los demás, incluida la mayor parte del G20, seguirán estando tan vulnerables como cuando nos golpeó la COVID-19.

¿Cómo puede ser? Después de todo, ¿no lucha todavía el mundo contra la peor pandemia en un siglo, que ya puso fin a las vidas de casi 5 millones de personas y obligó a los gobiernos a gastar 17 billones de dólares (hasta el momento) para mitigar el daño económico? ¿Y no contrataron los líderes del mundo a los mayores expertos para que se ocupen de investigar qué fue lo que salió tan mal y cómo podemos mejorar?

Los paneles de expertos ya han presentado sus informes y todos coinciden más o menos en lo mismo. El mundo no asignó recursos suficientes para monitorear los brotes de las enfermedades infecciosas, a pesar de que pueden convertirse en pandemias. Carecemos de las reservas estratégicas de equipos de protección personal (EPP), oxígeno medicinal y capacidad ociosa para la producción de vacunas que podamos aprovechar rápidamente. Además, las agencias internacionales responsables de garantizar la salud mundial carecen de mandatos claros y financiamiento suficiente, y no las obligan a rendir cuentas adecuadamente. En pocas palabras, nadie está cargo de la respuesta ante la pandemia, así que nadie es responsable por ella.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/bshqGFGes