nhong1_GARY RAMAGEPOOLAFP via Getty Images_g20virtualmeetingcoronavirus Gary Ramage/Pool/AFP via Getty Images

El G20 tiene que volver a liderar

SEÚL – La pandemia de COVID‑19 ha envuelto la economía global en un manto de sombras que hace imposible anticipar tan siquiera el futuro cercano. Las restricciones a los desplazamientos transfronterizos, sumadas a las medidas nacionales de confinamiento, están reduciendo rápidamente la producción y el consumo globales, y trastocando las cadenas de valor. Las crecientes incertidumbres crean un círculo vicioso, conforme la contracción de la economía real se derrama al sector financiero, lo que a su vez reduce el crédito para las empresas no financieras. Hay buenos motivos para temer que las perturbaciones económicas causadas por la COVID‑19 puedan ser mayores y más duraderas que las de la crisis financiera global de 2008, y tal vez incluso la Gran Depresión de los años treinta.

En esta coyuntura crítica el mundo acude una vez más al G20 en busca de liderazgo. Creado tras la crisis financiera asiática de 1997 (que resolvió), el G20 nació como una reunión de ministros de finanzas y banqueros centrales de los estados miembros. Luego evolucionó hasta convertirse en un foro para jefes de Estado y gobierno durante la crisis de 2008, y desde entonces ha tenido un papel crucial en la economía mundial, como un instrumento de cooperación internacional y una guía invalorable en tiempos de crisis. Ahora, frente al shock inédito que plantea la COVID‑19, es necesario que el G20, formado por países que constituyen cerca del 90% de la producción global, vuelva a poner manos a la obra.

Desde mediados de marzo, cuando el presidente surcoreano Moon Jae-in pidió una reunión virtual de emergencia del G20 (que se celebró el 26 de marzo), los gobiernos han organizado rápidamente una respuesta a la crisis. En esa reunión los líderes del G20 se comprometieron a estrechar la coordinación en cuatro grandes áreas: salud, economía, comercio y cooperación internacional. También prometieron tomar la iniciativa para actuar juntos como bomberos del mundo. Ahora, todos los gobiernos y organismos internacionales, guiados por los órganos consultivos de nivel ministerial del G20, están trabajando juntos en la preparación de un plan de acción concreto para poner en práctica los compromisos declarados por los líderes nacionales.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/K8XBvL7es