pisaniferry123_Robert NickelsbergGetty Images_america first Robert Nickelsberg/Getty Images

El fin de la globalización, tal como la conocemos

PARÍS – Para la mayor parte de la gente, durante décadas, la globalización no fue sino otro nombre para la liberalización universal. A partir, principalmente, de la década de 1980, los gobiernos permitieron que los bienes, servicios, capital y datos cruzaran las fronteras con pocos controles: triunfó el capitalismo de mercado y se aplicaron sus normas económicas en todo el mundo. Como señala correctamente el título del último libro de Branko Milanovic, finalmente el capitalismo había quedado solo.

Es cierto, hubo otros aspectos de la globalización que poco se parecían al capitalismo de mercado. La globalización de la ciencia y la información amplió el acceso al conocimiento de manera inaudita; con una creciente acción cívica internacional, quienes buscaban evitar el cambio climático y los defensores de los derechos humanos coordinaron sus iniciativas como nunca antes. Mientras tanto, los defensores de la gobernanza sostuvieron al principio que solo la globalización de las políticas podría contrarrestar el avance de los mercados.

Pero estos otros aspectos de la globalización nunca estuvieron a la altura de la dimensión económica. La globalización de las políticas resultó especialmente desalentadora y la crisis financiera de 2008 personificó el fracaso de la gobernanza.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/zJxGo5Ses