0

Del fútbol al fascismo en Rusia

MOSCÚ – En Rusia, 2010 acabó con un aumento sin precedentes del ultranacionalismo violento. En las transmisiones televisivas han predominado las imágenes de disturbios y matones de mentalidad fascista.

La violencia comenzó a raíz de un conflicto trivial entre dos grupitos de jóvenes  que se disputaban un taxi. Los componentes de uno de ellos procedían del Cáucaso septentrional; los otros eran hinchas de un club (de fútbol) de Moscú. Uno de los dirigentes de los hinchas de Moscú, Yegor Sviridov, fue asesinado.

El día siguiente, corrieron rumores por la ciudad de que la policía había liberado a todos los acusados del asesinato de Sviridov (y resultaron ciertos). Estallaron protestas espontáneas delante de la Jefatura de Policía, pero ésta no intervino.

El 11 de diciembre, hubo otra concentración en el lugar del crimen, que después se trasladó al centro de Moscú, la plaza Manezhnaya, justo delante de las murallas del Kremlin. La multitud comenzó a entonar consignas nacionalistas y después se puso a golpear a los transeúntes que no parecían eslavos.