0

De Copenhague a Copenhague

Esta semana hay un encuentro en Copenhague entre los 15 jefes de Estado y de Gobierno de los actuales miembros de la UE y los líderes de los trece países candidatos. Nos reunimos con una tarea clara: decidir sobre la ampliación de la UE.

Pondremos fin a un proceso que comenzó hace casi diez años en otra Cumbre en Copenhague. En 1993, la UE dio el primer paso hacia la integración de las nuevas democracias de Europa central y del Este. Ahora estamos listos para terminar las negociaciones con los primeros Estados miembros nuevos.

Así, el lema de la presidencia danesa de la UE ha sido "Copenhague a Copenhague". Es la expresión de una contribución a un proyecto y un proceso únicos, y de la ambición de Dinamarca para cumplir con una tarea que se nos ha confiado.

La ampliación de la UE es la tarea política más grande de nuestra generación. Es un reto y una oportunidad que va más allá del presente. Marca el fin de la trágica división de Europa que manchó al siglo XX y ofrece una puerta hacia un futuro común para nuestros pueblos en la libertad, la paz y la prosperidad.