0

¿Libertad de religión o libertad de expresión?

PRINCETON – El mes pasado, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptó una resolución que condena la "difamación de la religión" como una violación de los derechos humanos. De acuerdo con el texto de la resolución, "La difamación de la religión es una seria afrenta a la dignidad humana" que deriva en "una restricción de la libertad de los seguidores de las religiones".

La resolución fue propuesta originalmente por la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), compuesta por 56 países, y fue presentada ante el Consejo de Derechos Humanos por Pakistán. Sostiene que estaba destinada a cuestiones como las caricaturas difamatorias del profeta Mahoma publicadas en un periódico danés hace tres años.

Alemania se opuso a la resolución. En nombre de la Unión Europea, un vocero alemán rechazó el concepto de "difamación de la religión" como no válido en un contexto de derechos humanos, porque los derechos humanos pertenecían a los individuos, no a las instituciones o a las religiones.

Muchas organizaciones no gubernamentales, tanto seculares como religiosas, también se opusieron a la resolución. Ronald Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, dijo que ese organismo consideraba que la resolución debilitaba "los derechos de los individuos a expresar sus opiniones".