0

El arresto de la libertad en Venezuela

PRAGA – El arresto de Oswaldo Álvarez Paz, ex presidente de la Cámara de Diputados de Venezuela, gobernador del estado venezolano de Zulia, y candidato presidencial, debería preocupar a todo el mundo porque muestra hasta qué punto el régimen del presidente Hugo Chávez está dispuesto a alejarse de las normas democráticas. Guardar silencio mientras la democracia se deteriora en Venezuela es ahora no sólo inmoral sino cada vez más peligroso para todo el pueblo de Venezuela.

Álvarez Paz tiene una reputación mundial de ser un hombre honorable dedicado a los principios democráticos. Ha tratado valientemente de alertar al mundo sobre la persecución que sufren constantemente los oponentes de Chávez y de su régimen, y sobre el deterioro de la democracia en su país durante la década en que gobernó Chávez. En efecto, su arresto en marzo es prueba convincente de la verdad de su testimonio sobre la naturaleza del régimen y del peligro que supone a los venezolanos, de cuyas libertades aparentemente están siendo sistemáticamente despojados, y más ampliamente para América Latina debido al ejemplo que da Chávez a otros aspirantes a autócratas.

Las declaraciones de Álvarez Paz en “Aló Ciudadano”, un programa de entrevistas transmitido por Globovisión, canal privado de televisión, parecen haber sido el detonante para su arresto. Álvarez Paz comentó una resolución aprobada por la Audiencia Nacional de España sobre las supuestas relaciones entre el gobierno venezolano, la guerrilla colombiana, las FARC, y el grupo terrorista español, ETA. Álvarez Paz instó con razón a que se examinaran esas acusaciones.

Sin embargo, después de solamente pedir que se aplicara la ley y se investigaran las actividades delictivas, Álvarez Paz fue detenido por cargos de conspiración, difusión de información falsa y e incitación al odio. Si se le declara culpable podría ser sentenciado a hasta 15 años de cárcel.